Ser una eco-mamá y sobrevivir: El almuerzo

La vida en la ciudad es sinónimo de prisas y aunque todo el mundo está de acuerdo en que eso no es sano hacemos muy poco por remediarlo. Lo peor es que esas prisas las transmitimos a través de nuestros actos a nuestros hijos y eso lleva implicito una alimentación y unos hábitos que no siempre son los más saludables.
 El almuerzo del colégio es uno de los muchos momentos en los que erramos. ¿Qué le meteis a vuestros hijos de almuerzo?
Una bolsa de almuerzo típica tiene lo siguiente: botellín de agua de plástico pequeña, un paquete de pañuelos de papel ( sino lo lleva en la bolsa del almuerzo lo llevará en algún bolsillo), lo que vaya a almorzar el niño en el recreo.
Vamos a ver cada una de las cosas de la bolsa.
Botellín de agua. Es habitual meter una botella de agua, y es que por desgracia la época en la que los patios de los colegios tenían una fuente han pasado a mejor vida.  Si la botella de agua se la ponemos nueva todos los días el gasto en plástico usado es exagerado, ecológicamente no es viable, y económicamente no es razonable.  En el caso de que lo que hagáis sea rellenar la botella diariamente estáis poniendo en riesgo la salud de vuestro hijo. Las botellas de agua habituales  ( PET 1) este tipo de botellas pueden ser utilizadas sin problemas una vez pero en sucesivas veces podría desprenderse DEHP-un carcinógeno humano- cuando están en condiciones de desgaste.  RECOMENDACIÓN: Cambia estas botellas por botellines de aluminio y sino las encuentras al menos por botellas plásticas PET 2,  ya que son las más seguras. Y las hay con dibujos infantiles para que además el niño esté encantado con el cambio.

Pañuelos de papel. Aunque lo ideal es llevar pañuelos de algodón en caso de llevarlos de papel vamos a minimizar su uso. Para ello le podemos meter una pequeña toallita para que tras almorzar se limpie las manos y evitar el uso exagerado de pañuelos.

El bollo/bocata: Meter a nuestros hijos un bollo industrial todos los días es inyectarle en vena azucares, grasas saturadas, colorantes, conservantes... muy dañinos para todos pero en especial para las personitas que están en pleno crecimiento.  Cada vez son más los colegios que recomiendan un almuerzo saludable que puede consistir en lo siguiente ( os copio el del colegio de mis hijos) Lunes: fruta. Martes: Zumo y frutos secos o cereales. Aquí podemos usar una botellita también reutilizable para el zumo en lugar de los zumos individuales y meter los frutos secos es un taper o una bolsita. Miércoles: Bocadillo. Para no usar papel de aluminio que contamina podemos envolver el bocadillo en una servilleta de tela o meterlo en una fiambrera pequeña. Y en lugar de pan de molde podemos llevar "pulgas" esos panecillos que son como mini barras. Si las compramos el día antes y las mentemos en una bolsa o taper cerrado al día siguiente están comestibles.  Jueves: Yogur, batido o quesos del mercado. en cuanto la la manera de llevarlo me remito a las recomendaciones anteriores. Viernes: Repetimos de lo que más les guste.

Como consejo final y para poder seguir siendo una eco-mamá sin morir en el intento os diré que los días que el tipo de almuerzo lo permite preparo las bolsas la noche antes para tener algo más de tiempo por la mañana.

Feliz eco-semana y un beso muy especial para Rosa y Carlos.¡os quiero!