Escucharse desde dentro

Llega el buen tiempo y como las flores salgo del letargo invernal para volver a reencontrarme a mi misma.
Desde que inicié los preparativos de la tienda allá por septiembre he ido demasiado deprisa, supongo que al ritmo de la ciudad que nos debora, pero ese no es mi ritmo, no el ritmo que me gusta. Y es que necesitamos tomarnos tiempo para escucharnos, escuchar nuestro cuerpo, nuestro ritmo, y aunque suene cursi  también nuestro alma. Yo me reencuentro cuando voy al campo, allí el tiempo se para  y no   pienso en nada, desconecto. 
Pero estas últimas semanas ya está llegando el buen tiempo y estoy activandome de nuevo, deseando volver a retomar mis jabones caseros, mis experimentos con cd´s y con mil materiales reciclados. Esta noche veía un reportaje en el que hablaban de "bisutería sostenible" me encantó el concepto. Yo hasta ahora hablaba de bisutería eco-logica, termino que saqué de algún blog de los que sigo, no me acuerdo de cual.  Lo cierto es que ambos conceptos me gustan.
Tanto rollo para deciros que sigo aquí que la tienda funciona de maravilla, que disfruto con los encargos que me hacen comerme el coco, que gracias a todos.
Y que cuando acabeis de leer esto vosotros también deberíais tomaros unos minutos para escucharos, que no es bueno ir tan deprisa porque nos perdemos lo importante, los pequeños gestos.
Mil besos y buenas noches.

1 comentario:

Luzmina Jalil dijo...

Hola Nubeh!
Tienes toda la razón, tenemos que sacarnos el tiempo para agarrar un "break"...y no esperar a que un resfrío sea lo que nos obligue a parar un rato (como me pasa a veces a mi).
Bisutería sostenible, también me gusta el concepto, lo incluiré entre mis definiciones.
Un beso y un gran abrazo desde Panamá!