Reflexionando en voz alta

Después de más de 3 años con el blog activo ya iba siendo hora de hacer una editorial, una reflexión de lo que ha sido este blog y cómo ha ido evolucionando conmigo.
Las primeras entradas de este blog hablaban de hierbas, de esencias y de productos naturales, fué por aquella época cuando empecé a adentrame en un mundo que siempre me había resultado interesante pero no había prestado atención más alla de la  curiosidad propia de quien piensa que las hierbitas y las plantas son cosas de hippys en el mejor de los casos o de mediochiflados que se creen cuentos de curanderos sacacuartos.
Haciendo memoria veo que como siempre es la propia necesidad la que nos da pistas de lo que en cada momento buscamos o necesitamos. Yo necesitaba productos que quitaran las manchas de la ropa de mis bebés y que no fueran agresivos con su piel. Y así empezó todo.... buscando jabón de lagarto para quitar las manchas de la ropa. Como no lo encontraba busqué como realizarlo y descubrí mendrulandia y pinsapo, magnificas web para quien quiere adentrarse en el mundo de los jabones artesanales.
Y tirando tirando de la madeja me enredé yo sola descubriendo las maravillas de los aceites esenciales para los jabones, de allí llegué a la web de Instinto Maternal donde di mis primeros pasos como empresaria a través de los pedidos que recibía y gestionaba con esta empresa mayorista. Mi prioridad no era ganar dinero tan sólo que me saliera más económico el comprar productos de lavado que estaba comprobando eran buenos para la piel de mis peques, hasta ese momento con dermatitis atópicas continuas.

Descubrí que los locos no eran tan locos ni los hippys tan fumatas, que efectivamente esos productos funcionaban de v
erdad, que las nueces de lavado eran estupendas y olian a limpio, o lo que es lo mismo a nada, a ningún aroma artificial.

Mis inquietudes se ampliaron, ya no solo quería lavar con  productos naturales, sino que quería conocer más plantas y ver que aportaban. Y descubrí la arnica, fundamental para que los moratones no se conviertan en obispos al menor descuido.  Me di cuenta de la importancia de la naturaleza que nos rodea para nuestra salud, y empecé a cuidarla un poco más, reciclando más, reutilizando, usando en definitiva más el sentido común y menos los mensajes consumistas de la tele.


Reciclar, reutilizar, crear, y ver menos la televisión, una rutina que aconsejo para ser menos borrego y más librepensador, para el que quiera claro queda, que siempre hay quien prefiera quejarse del mundo si lo dicen las noticias y decir si wana en las urnas, tener hijos porque toca y pedir a sus parejas que pongan los tornillos porque es cosa de hombres, cosa que nunca he entendido pero me maravilla, y es que aunque yo reconozco no haberlo visto creo que es que los hombres ponen los tornillos con la punta de ... bueno todos me entienden, y es es que sinó no entiendo porqué una mujer no puede poner un tornillo.

Y seguí evolucionando, y el blog conmigo, llegarón con complentos realizados a mano que empecé a vender por casualidad en El Eclipse, a quien tengo que agradecer su insistencia para que presentara un cuadro a su concurso anual. Y es que aunque no gané me picó el gusanillo de seguir creando, artisteando un poco, que era año que tenía guardado en el baul de mis tiempos de estudiante. Después conocí a una magnifica pintora y artista a la que quiero un montón  y admiro más aún Pintamonass, y rodando rodando hice camino, llegaron los mercados artesanales y finalmente mi propia tienda.

Había dejado un poco aparcado mi estudio sobre las plantas y me había volcado en los complementos hand made.  Y fue moldeandose mi tienda. Con muchos productos hechos a mano, prendas customizadas por mi y otras de marcas españolas nació NUBEH.  Siempre teniendo muy presente que no era una tienda sinó un proyecto de vida, una prolongación de mi vida y por tanto tenía que ser un proyecto ante todo ético, ecológico y sostenible medioambientalmente. Fui incorporando tallaje de mujer hasta llegar a la talla 60, que es hasta la que cuento a dia de hoy.

Y rodando rodando y viendo cada vez menos la tv descubrí que Valladolid se mueve más allá de los franquistas trasnochados, que lo de llamar a Pucela, fachadolid es por algo.
Había cultura más allá de los puentecitos inagurados para dar circo al pueblo, había movimientos culturales muy interesantes y además nació EQUO Valladolid, partido del que estoy orgullosa de haber visto nacer.

Y tal y como surgió mi interés por las plantas también lo hizo por los minerales, y es que si un trozo minimo de cuarzo hace que nuestros relojes funciones y un imán puede hacer que no se caiga el dibujo de mi hijo de la nevera ¿qué propiedades tienen el resto de los minerales?  De los minerales me queda mucho por aprender y lo más difícil es encontrar publicaciones serias y discernir entre la realidad y la fantasía que rodea a las piedras.

Todo iba rodando hasta que el 7 de noviembre de 2011 empezaron a afectarme los químicos de los suavizantes, colonias, desodorantes, tintes, hasta la pasta de dientes me hacía ahogar. Meses después me han diagnosticado que es de caracter alérgico, no se si todo pero a estas alturas me da igual que nombre medico le pongamos, sólo sé que para llevar una vida relativamente normal tengo que limitar lo más posible el contacto con químicos.

He tenido que adaptar muchas conductas, pero menos que la mayoría de los mortales teleadictos, porque yo ya había eliminado gran parte de los químicos antes de que esto pasara.

Pero esta alerta, el ver que los productos químicos son tóxicos para mi cuerpo me ha echo reaccionar más todavía y eso se ha ido viendo reflejado en este blog que si os habéis percatado ha cambiado de nombre, ya no se llama esencia de nubeh sino que ha pasado a llamarse " la habitación alternativas", por que me he visto abocada a buscar alternativas para que mi mundo no se volviera una burbuja, alternativas saludables y ecológicas.
Y eso se está viendo reflejado también en la tienda en la que se están produciendo muchos cambios, ya tiene una  parte de Ecotienda y los textiles que vamos incorporando son orgánicos. En breve estará Weleda en nuestras estanterias pero ya están los maquillajes ecologicos Alba, el papel de armenia, el desodorante de alumbre, esponjas de lufa... y las artesanías de nuestra marca usan los minerales como hilo conductor de la colección de verano.

Todo esto os lo cuento para daros las gracias por visitar mi página, por visitar mi blog y si además os dais de alta en las newsletter de mi tienda www.nubeh.es pues os estaré doblemente agradecida.

Espero que vosotros también os deis cuenta de la importancia de no jugar con la salud usando productos que van encontra de nuestro entorno y por ende de nuestra propia vida.

Yo os seguiré contando mis experiencias pero los cambios solo son verdaderos cambios cuando nacen de nuestro interior.

Feliz fin de semana!