El pollo en la lavadora

No, pero casi. Estoy desaparecida desde hace tiempo pero es que eso es  lo que me falta ¡tiempo!  hoy no os voy a dar ningún ecotruco. Sólo os contaré lo que me paso el otro día.
Me levanté aunque el despertador no sonó,¡quien sabe porqué!. Como despertador pongo la alarma del movil y creo que mi movil está empezando a fallar.
Me levanto, me visto, visto a los niños, les doy el desayuno, desayuno yo, preparo el almuerzo de la niña para el cole de verano y la ropa de cambio para llevar al peque a la guardería. Vuelvo a revisar el movil intregada por no saber porqué no habia sonado, peino a la niña, salimos escopetados de casa, dejo a Sofia en el cole a Mario en la guardería y corriendo a la tienda. A media mañana me doy cuenta de que no sé que hice con el movil, lo busco  y nada, así que llamo a dar de baja la tarjeta siim.
Pasan varios días y el martes el peque estaba malito así que pido ver a la pediatra, la misma rutina de todos los días, pero sin movil.
Salgo antes de la tienda para llevarle al pediatra y al llegar a la guardería me dicen que el peque acaba de  vomitar. Salimos le voy a sentar en la silla y se hace caca. Así que otra vez entramos y les pido la ropa de cambio para que vaya decente a la pediatra , a la que como supondreis llegamos tarde. Saca la profe la ropa y dice ¡Mario pero si tienes un movil de juguete aqui!
Ja, ja de juguete nada, era mi  movil, yo podía yo buscarlo en casa.
Así que si un día veis un pollo tendido, es que me volví a equivocar y esta vez si metí el pollo a lavar.
¡ feliz semana!

2 comentarios:

rosa dijo...

Si es que no se puede estar en todo, algo siempre se escapa. Espero que Mario ya esté mejor. Nosotros nos vamos mañana de vacaciones. Besos

Reciclín Reciclán dijo...

jajajaja, si es que no se puede estar en todoooooo. Te mando un beso enorme guapa ;-)