Un caballo con mucha vida

En el cumpleaños de mi niña unos amigos le regalaron este "pedazo" de caballo, se lo habian encontrado y lo habian restaurado. Ni que decir tiene que me encantó. Pero tenía la cola y la crin un poco viejilla asi que ayer le cambiamos el look.

Con la solapa de un abrigo que regalaban en Venca y que nunca me puse porque me parecia horrible le cambié el pelo y la cola. ¿sabeis lo mejor? Que a mi niña le encantó. Al rato de haber terminado me cogió de la mano, me llevó al lado del caballo, le empezó a acariciar la crin y me dijo ¡mama, guapo¡.
Aqui os dejo el antes con pelo blanco y el después con pelo marrón.

1 comentario:

Marisilla dijo...

Que guapo el caballito y que buen trabajo! ole, Ole y Oleeee!